La Cámara Ambiental emitió una medida cautelar para que el Ministerio de Medio Ambiente y Recurso Naturales (MARN) suspenda la carrera en el parque Montecristo, que es un área protegida, y así evitar afectaciones a la biodiversidad. La ministra Lina Pohl ofreció una conferencia para anunciar que la carrera fue suspendida, pero por seguridad de los corredores.


Por Carolina Amaya

La Cámara Ambiental ordenó, este viernes por la tarde, al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales que suspendiera una carrera programada para el 10 de febrero en el parque nacional Montecristo (Metapán), por ser un área protegida y albergar a especies que están en peligro de extinción. Así lo confirmó a GatoEncerrado el presidente de la Cámara Ambiental, Samuel Lizama, a través del personal de comunicaciones del Centro Judicial Integrado de Santa Tecla. Esa carrera había sido organizada por Trail Runners El Salvador, con la colaboración del MARN.

El argumento por el que la Cámara Ambiental emitió las medidas cautelares es porque consideró que la carrera podría provocar una afectación a la biodiversidad de esa zona. Con la resolución, la Cámara le dio la razón a la organización GAIA El Salvador, quien había demandado al MARN por otorgar el permiso para esa actividad deportiva.

La Cámara también ordenó a la Policía Nacional Civil (PNC) que se mantenga vigilante en el parque Montecristo, para evitar que este tipo de actividades se realicen el 10 de febrero.

A las dos de la tarde de este viernes, la ministra de medio ambiente, Lina Pohl, ofreció una conferencia de prensa en la que anunció la suspensión de la carrera. La funcionaria dijo que después de recibir comentarios y ataques en las redes sociales, decidió suspender la actividad para proteger la integridad física de los corredores e incluso proteger al parque de personas malintencionadas. Insistió en que la carrera no suponía una amenaza para la fauna y flora.

“Lo discutimos mucho, en verdad, nosotros estábamos muy solventes y queriendo realmente proceder (…) No creemos que una carrera valga la pena para poner en riesgo al Parque Nacional Montecristo y la seguridad de las personas que van a correr”, detalló la ministra.

Berta Medrano, directora ejecutiva de GAIA El Salvador, dijo a esta revista que las explicaciones de la ministra fueron una excusa para no revelar que la carrera realmente fue suspendida por la demanda en contra del MARN, ante la Cámara Ambiental.

“Gracias a toda la presión en redes sociales y con la parte de los medios de comunicación como ustedes, es que hemos logrado detener la carrera. Esa es la verdadera razón y no las razones que dio la ministra en conferencia de prensa”, enfatizó Medrano.

Para la ambientalista, las declaraciones de la ministra dejan en evidencia que las autoridades técnicas del MARN no tienen conocimiento sobre el manejo de Áreas Naturales Protegidas.

“Obviamente queda evidenciado que desconocen de la gestión ambiental y desconocen, en este caso en específico del manejo, de la gestión, la conservación, de la preservación de las áreas naturales protegidas del país. Y se ha demostrado con las declaraciones que han dado. Con esta conferencia que han dado se demuestra que ninguna ministra, ningún ministro, ningún funcionario está por encima del marco legal ambiental y nosotros ahí estamos para recordárselos y hacer contraloría”, agregó.

La carrera tenía dos modalidades: 14 y 22 kilómetros, y en el plan original tenía planificado pasar por el bosque nuboso del Parque Nacional. Ese bosque es catalogado como un área frágil y de vital importancia para conservar especies en peligro de extinción y endémicas.

El MARN no hizo un estudio de impacto ambiental, ni siquiera consultó con expertos afuera del ministerio para avalar la carrera, según confirmó a esta revista el gerente de áreas protegidas, Javier Magaña.

Comenta