Por Óscar Alemán/Blog*

Hoy te vi llorar. Lo veo todos los días, pero hace unos días, mientras mucha gente te escribía, te felicitaba, se comprometía a generar algún cambio de actitud para menguar un poco el impacto de nuestros pasos por tu vientre, te vi llorar.

El Salvador es un país con muchísimos problemas ambientales y solo en este pedazo de tierra se juntan tantas amenazas a tu existencia que se vuelve imperceptible para la mayoría de las personas. Hoy he visto cómo arrancan de tu pecho salvaje a tus hijos que han mantenido el equilibrio ecosistémico por millones de años. He notado cómo nuestra generación, la generación del plástico, ha contaminado en pocos años cada rincón de tu cuerpo, he visto cómo tus habitantes originarios, los hermanos animales son asesinados solo por satisfacer nuestra avaricia desmedida, desde “preparar la tierra” para la siembra a través de la quema de las tierras, hasta la muerte inocente para saciar nuestro egoísmo de consumir cadáveres o el uso en nuestros cosméticos y productos diarios que originan la explotación y experimentación animal.

Hoy te vi llorar. Te vi llorar a través de políticas de Estado que te degradan, que te hacen exprimir tu sangre negra, que te hacen llorar ríos de agua contaminada. Te vi lamentarte por este país en que se aprueban políticas destructoras de la vida como la Ley de Asocio Público-Privado, el TLC o el aDa.

Te vi gritar de rabia y dolor cuando envenenan tu cuerpo vivo al rociarte agroquímicos sintéticos, cuando el monocultivo alimenta solo a los y las que disponen del dinero suficiente para comprar, te vi llorar porque el modelo de producción agrícola en El Salvador no es el correcto, no es el que vos pedís a gritos silenciosos.

Hoy te vi preocupada. Preocupada porque existen alternativas a estos problemas, existen verdaderamente soluciones a los problemas que te aquejan, la Ley General de Aguas, la Ley Anti Minería Metálica, la Ley de Soberanía Alimentaria, son parte de ellos. Todo esto sintetizado en la urgencia de ratificar las reformas al Art. 69 de nuestra Constitución.

Te preocupa que los partidos de derecha, esos que defienden los intereses de las cúpulas empresariales le nieguen derechos esenciales a tu pueblo cuscatleco, te indigna que el “poder” sea ejercido por gente que dice ser llamada “padres de la patria”, cuando vos sos en verdad la verdadera Madre, no solo de la “patria”, sino de la existencia misma de nosotros y nosotras, humanas y humanos avaros.

Hoy te vi enojada, tus fenómenos naturales son tan poderosos, tus cimientos retumban, tu frágil voz se convierte en la herramienta más poderosa de manifestación cuando decides que es necesario recordarnos que no somos más que barro en este plano.

PachaMamita, no somos merecedores de tus frutos, te hemos fallado como guardianes de los elementos naturales, pero así en medio de tantos problemas, entre tantas imperfecciones, han surgido de tus entrañas hijos e hijas que te aman y que son conscientes que este día, al verte llorar, seguiremos luchando de pie, todos y todas juntas, por defenderte, por cuidarte, por asegurar políticamente que vos sos sujeta de derechos, con esa premisa de sustentabilidad ondeando al frente de nuestro movimiento popular.

PachaMamita, este día, yo te vi llorar. NO NOS PERDONES, PORQUE SABEMOS LO QUE HACEMOS.

Nota: Este 30 de abril  era el último día de la Legislatura 2012 – 2015. Los partidos Políticos ARENA, CN y PDC le negaron al pueblo salvadoreño que el Agua y la Alimentación sean plasmadas como Derecho Humano en la Constitución. Con 48 votos se aprobó que la próxima Legislatura 2015 – 2018 intente ratificar de una vez por todas las reformas al Art. 69 en nuestra Constitución.

La lucha continúa, la Alianza Ambiental, donde convergen Movimientos Populares como la Mesa Frente a la Minería, el Foro del Agua, la Mesa por la Soberanía Alimentaria, la Red Activista El Salvador, entre otros; hacemos con la frente en alto el compromiso de seguir luchando por nuestras garantías colectivas, por amor genuino a nuestro pueblo salvadoreño.

El Poder de la gente es más fuerte que la “gente del poder”.


*Oscar Alemán, miembro de Activista El Salvador. Y ahora también bloguero de Gato Encerrado, su blog se llama “El lado rebelde del verde”

Comenta