El diputado Ricardo Godoy defendió a su partido diciendo que desconoce quiénes son los financistas, sobre todo aquellos que han sido denunciados o procesados en los tribunales por afectar al medio ambiente.


Por Wendy Hernández

Breves

Ricardo Godoy, diputado de Arena, dijo desconocer quiénes financian a su partido y a su candidato para la presidencia, Carlos Calleja. Las declaraciones del parlamentario se dieron luego de que GatoEncerrado lo cuestionara en el programa Debate con Nacho Castillo, sobre cómo su candidato concretaría las propuestas medioambientales de la plataforma presidencial si los financistas de Arena han sido denunciados y procesados en los tribunales por afectar el medio ambiente de El Salvador.

“La verdad desconozco el origen y motivación de tu pregunta. Como diputado de Arena, mi campaña electoral fue una campaña de a pie, fue mi primera campaña allá en 2014-2015. Y nosotros le decimos que es una campaña de a pie porque fui un joven ahuachapaneco que trabajó muchos años en la Alcaldía de Ahuachapán, donde pudimos trabajar políticas públicas” , dijo Godoy al ser cuestionado.  

El diputado insistió en desconocer quiénes son los financistas de su partido, a pesar de que esta revista le dijo que los nombres de los financistas han sido revelados por la oficina de acceso a la información de su partido.

GatoEncerrado publicó, la semana pasada, una nota sobre los depredadores ambientales que financian partidos políticos. Esa investigación reveló que empresas constructoras, azucareras y personas naturales acusadas por dañar el medio ambiente son financistas de los partidos políticos: Arena, PCN y PDC.

Una de las empresas que más donaciones ha inyectado es la Compañía Azucarera Salvadoreña S.A. de C.V. (CASSA), quien ha financiado a tres de los partidos de derecha: Arena, PCN y PDC.  Solo en 2017, esta empresa donó al menos $725,000 (casi tres cuartos de millón) a los tres institutos políticos: $430,000 fueron para ARENA, 200,000 para el PCN y 95,000 para el PDC

La compañía Dueñas Hermanos LTDA también aparece como uno de los financistas de Arena y PCN. La empresa se dedica al rubro de la construcción y está vinculada con Desarrollos Inmobiliarios Urbánica, misma que ha deforestado gran parte de la finca El Espino para construir urbanizaciones como: Portal del Casco Norte, Puerta La Castellana, Puerta Los Faros y el centro Comercial La Gran Vía. Su aporte como persona jurídica es de $10,000 para el partido Arena y $15,000 para el PCN.

Otra de las empresas de la construcción que se destaca como donador del partido ARENA es METROCENTRO, S.A. DE C.V. En 2017 aportó $427,000, y eso la posiciona en el tercer lugar del ranking de los 25 mayores financistas del partido. Esta empresa es parte de la cadena de centros comerciales del Grupo Roble y a su vez forma parte del conglomerado empresarial del Grupo Poma.

GatoEncerrado ha revelado que este conglomerado empresarial no solo ha construido con permisos irregulares en Santo Tomás, sino que también ha intimidado a ambientalistas y defensores de derechos humanos que protestan en su contra por los proyectos residenciales que construye.

Para Eduardo Escobar, experto en financiamiento político y representante de la organización Acción Ciudadana, una de las razones por las que grandes empresas, señaladas de dañar al medio ambiente, tienen interés en financiar partidos políticos es porque así se aseguran de que sus negocios seguirán funcionando sin ningún obstáculo legal.

La ambientalista de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), Carolina Amaya, dice que con el financiamiento político existe el riesgo de que los empresarios quieran incidir en las decisiones del gobierno o de la Asamblea Legislativa para que sus empresas, en vez de ser sancionadas por daños al medio ambiente, reciban incentivos.


Comenta