Un experto chileno asegura que carecer de una eficiente función pública, es un caldo de cultivo para la corrupción y acciones como nepotismo, compadrazgo y acceder a empleos públicos sin los méritos e idoneidad requeridos.


Por Mario Beltrán

Una propuesta de ley que busca mejorar la función pública dentro del Estado para que puestos laborales sean ocupados por personas idóneas y por sus méritos, ha estado guardada desde diciembre de 2017 al interior de la Asamblea Legislativa sin que tenga avances en su discusión, según informan miembros del Equipo Impulsor de la reforma a la Función Pública.

La iniciativa fue presentada por la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia de la República, y busca, entre otras cosas, evitar el amiguísimo, nepotismo o compadrazgo para acceder a un puesto de trabajo estatal.

De acuerdo con lo que Manuel Arís Alonso, subdirector de Incidencia de Espacio Público de Chile, le dijo a GatoEncerrado, un Estado que tiene una función pública de calidad, funciona mejor y previene la corrupción.

“Es una función pública que no funciona con arbitrariedades y que cumple las labores que debe desempeñar de manera más eficiente. También se somete a estándares de rendición de cuentas, es decir, a hacerse responsable por lo que se hace y el uso de recursos”, manifiesta Alonso.

Manuel Arís Alonso vino a El Salvador para compartir las experiencias del modelo chileno de función pública, basado en una ley aprobada por unanimidad en el Congreso chileno, en momentos en los que destapes de sobresueldos y corrupción en la función pública, de ese país, salían a la luz.

Alonso afirma que los diagnósticos sobre la función pública en El Salvador reflejan un alto nivel de discrecionalidad, algo que, según él, es un elemento contrario a todos los principios del Estado de derecho que supone que el Estado actúa de manera imparcial y procurando el bien común

“La discrecionalidad es un caldo de cultivo para que surjan casos de corrupción. Se habla de una ecuación que favorece la corrupción. Se dice que la corrupción existe cuando hay monopolio de las decisiones, discrecionalidad de las decisiones y ausencia de rendición de cuentas”, expresa.

UNA PROPUESTA ENGAVETADA

Desde su presentación ante la Asamblea Legislativa, el Equipo Impulsor de esta iniciativa destaca que se ha creado un portal de empleos públicos que si bien no tiene un rango legal, ha servido para reflejar buena voluntad de mejorar la función pública. Actualmente, 49 instituciones públicas están adscritas a este sitio web.

“Eso significa que en los cargos vacantes, son llenados por postulantes que reúnen requisitos en un concurso público donde prima el mérito y donde se selecciona a la persona más idónea”, explica Alonso.

Actualmente el Equipo Impulsor de la reforma a la Función Pública está conformado por un conglomerado de 16 organizaciones de distintas ideologías que han trabajado y han aportado en su fortalecimiento.

La falta de discusión de esta iniciativa de ley, ha coincidido con el freno que diputados de los partidos GANA y FMLN han puesto este 3 de diciembre a la Comisión de Legislación a la Ley contra el Nepotismo que busca prohibir contrato de familiares en el sector público.

Según recoge el periódico El Mundo, los parlamentarios de Arena, PCN, PDC y el diputado independiente, Leonardo Bonilla, fueron los únicos en dar sus votos para que esta propuesta baje al pleno legislativo.

El diputado del FMLN, Javier Valdez,  ha argumentado que el artículo 11 de esta iniciativa, podría transgredir los derechos laborales de actuales empleados públicos pues señala que el nepotismo antes de la aprobación de dicha ley, será sancionado. Eso no fue del agrado del FMLN, quien señala retroactividad en la ley.

En tanto,  Mario Tenorio, diputado de GANA, prefirió que la discusión sea llevada a la Comisión Técnica Ejecutiva para evaluar los alcances de la ley en estudio.

Comenta