La economista y académica, Julia Evelyn Martínez, dice que las propuestas económicas de Bukele son contradictorias y que en menos de dos años los salvadoreños se llevarán una gran desilusión.


Por Clanci Rosa

La propuesta económica del presidente electo, Nayib Bukele, en la página 18 de su “plan Cuscatlán” dice que es antineoliberal, pero a la vez dice que las decisiones serán pro mercado. La economista Julia Evelyn Martínez dijo, en una entrevista para nuestros amigos de radio YSUCA, que esa es una contradicción.

El neoliberalismo, en pocas palabras, es un movimiento o estrategia que limita la intervención del Estado en la economía, para dejar que el mercado o la empresa privada sea la quien intervenga económicamente en el país. Este movimiento surgió después de la primera guerra mundial.

La también catedrática de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), fue invitada a la radio para hacer un análisis del apartado económico en el plan Cuscatlán de Bukele. Dijo que al leerlo se enteró de que está basado en viejas estrategias neoliberales que buscan el crecimiento económico sin considerar una reforma fiscal que garantice una redistribución de la riquezas de forma equitativa. También dijo que esas contradicciones no incidieron en las personas que votaron por Bukele, sino que pudo más el hartazgo que tenían sobre la forma de gobernar de Arena y el FMLN,  pero sobre todo por el cansancio del neoliberalismo y del funcionamiento de la economía.

 “(Los salvadoreños) están esperando con ansias que venga un partido o un candidato como Nayib bukele que rompa con este paradigma neoliberal, y a mí me preocupa porque si se atienen a lo que está escrito en el plan Cuscatlán, éste tiene grandes contradicciones.  Les diría que no coman ansias, que no se entusiasmen, me imagino que más temprano que tarde van a terminar desilusionados y frustrados” explicó.

La primera contradicción, según Martínez, se encuentra en el preámbulo del plan, donde habla de promover una economía antineoliberal pero en el área económica se proponen medidas neoliberales:  “se propone romper con el neoliberalismo pero  dándole seguimiento e incluso ampliándolo, yo  le llamo homeopatía neoliberal, que es tratar de resolver el neoliberalismo inyectándole mayores dosis de neoliberalismo”, afirmó.

Martínez explica que el origen del financiamiento de toda la inversión que propone el gobierno de Gana viene, mayoritariamente, de la empresa privada: “El plan Cuscatlán establece que el 70 % de esa inversión debe provenir de la empresa privada, el 20% tiene que venir de asocios-públicos privados,  el 8% depende del presupuesto general de la nación. Es decir, de la inversión pública. Solo el 2% depende de las inversiones que hagan los municipios. Estamos hablando que el 90% depende del mercado de la inversión privada y estas empresas solamente van a invertir si el gobierno les asegura una alta tasa de rentabilidad, esto se hace con exenciones fiscales y flexibilidad laboral”, explicó.

En el eje de economía, el plan Cuscatlán dice que el crecimiento económico es el resultado de las diferentes políticas públicas que acompañan la actividad productiva del sector privado, mediante las cuales se logra la atracción de inversiones para elevar la capacidad instalada de la economía, con mayores y modernas tecnologías que contribuyen a elevar la productividad de la fuerza laboral. Pero, de acuerdo con la economista, no se puede elevar la producción si no se cuenta con mayores niveles de inversión necesarios y mano de obra calificada.

“Generar crecimiento económico, claro que puede, pero eso no significa que se vaya a redistribuir equitativamente, si no se tiene una reforma fiscal y una institucionalidad fuerte. Así no funciona”, señaló.

Agregó que el crecimiento económico debe estar fundamentado en un mejor clima de negocios para inversión nacional y extranjera y esto significa poner todas las condiciones para que la empresa invierta.

“Pretende responderle a la ciudadanía que ha votado por él diciéndoles ‘yo voy contra el neoliberalismo’ pero le apuesta seguramente a que la gente no lee y que no llegaron a la propuesta económica, le aseguro que quiere más neoliberalismo, pretende ser la base para una nueva economía, pero lo pretende hacer a partir de vieja ideas económica”, afirmó.

La catedrática también se refirió a la propuesta de Bukele de mejorar el recurso humano, que habla de un sistema educativo que mejore el recurso humano y que haga que aumente la productividad para estimular inversiones.

“Ya no formemos filósofos, sociólogos, gente de humanidades, (según su propuesta, ahora hay que) formar técnicos y gente para las empresas, (que es la) misma visión neoliberal, neoclásica en donde se cree que lo que se debe hacer es aumentar el crecimiento económico”, dijo.

Según Martínez, las “nuevas ideas” de Bukele hablan de viejas ideas económicas, como la teoría del rebalse: “según ellos (Bukele y su equipo) al crecer la economía va a ver mayor recaudación fiscal, mejores salarios etc.,  sin necesidad de una reforma fiscal, y eso es imposible, en ningún momento se habla de ir orientado a una mayor equidad y sustentabilidad de los recursos”.

Martínez advirtió que en un par de años, la población se dará cuenta de que sigue en el neoliberalismo.

“Lo más seguro es que  al final del segundo año nos vamos a dar cuenta que los discursos y la selfie no son suficientes para resolver la problemática de la gente y nuevamente la población va  a caer en la desesperanza. No hay tal cosa como una nueva economía, sino que hay más neoliberalismo con un discurso más populista basado en  paradigmas que funcionan a una minoría, pues hay que recordar que Nayib Bukele es empresario y piensa como uno”, enfatizó.

Comenta