GaREGDo-3So

Video y texto por Xochitl Acevedo

Entre risas inocentes, aplausos para felicitar a compañeros y mucho esfuerzo por realizar sus ensayos de danza, cada sábado el proyecto Entre Colores y Sombras prepara a niños y jóvenes con Síndrome de Down, con el fin de visibilizar las habilidades artísticas que cada uno de ellos tiene.

Ente Colores y Sombras es un proyecto que nace a iniciativa de Light Blue junto con Tres Artis, Fundación Best Buddies, Gema Dance, David Reyes, Lucía Figueroa, Andre Guttfreund y Fundación Paraíso Down.

Es inspirado en Celeste, una pequeña de tres años con Síndrome de Down, hija de la periodista y actriz de teatro, Melissa Córdova, con el propósito de ser un proyecto de arte, música y teatro donde los niños y jóvenes con diferentes condiciones puedan ser parte y promover la inclusión en la sociedad salvadoreña.

Melissa dice que visibilizar lo positivo del Síndrome de Down a través del arte es una forma de sensibilizar y mostrar la capacidad que ellos poseen. Por tal razón, cada sábado de 9:30 am a 12 del medio día, diferentes jóvenes se reúnen en la iglesia Puerta de Esperanza, en San Salvador, con un equipo de coreógrafos profesionales que los prepara para una muestra artística que se llevará a cabo a finales del año.

Lea también: Promesas incumplidas: la discapacidad política salvadoreña

Comenta