Los salvadoreños seguirán esperando que los diputados aprueben una ley general de aguas, porque los que estuvieron en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático 2015 -2018 tampoco se pusieron de acuerdo. De hecho, algunas de las veces en que la discutieron fue por la insistencia de las organizaciones de la sociedad civil y un relator de la ONU.


Por Marvin Díaz

En el periodo legislativo 2015-2018, los diputados de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático tampoco aprobaron la ley general de aguas, como sus antecesores desde que fue presentada por primera vez en 2006. Además, los legisladores no superaron las observaciones del expresidente Funes (desde 2013), para prohibir 53 agrotóxicos utilizados en los cultivos.

De mayo a diciembre del año 2015, es decir durante los primeros cuatro meses de la legislatura, los diputados se limitaron a recibir cartas de organizaciones e instituciones públicas, en las que solicitaban la agilización de la discusión de la ley de aguas. Además, al seno de la comisión llegaron instituciones internacionales para acompañar el estudio de las iniciativas de ley.

Fue hasta abril 2016 que los diputados retomaron la discusión de la Ley General de Aguas y la prohibición de agrotóxicos. En ese mismo año, los diputados de la comisión fueron visitados el relator especial de la ONU sobre el derecho humano al agua y saneamiento, Leo Heller, quien señaló que el agua en El Salvador no llega a los más pobres.

“Hay una brecha importante entre la población urbana y la del área rural, donde vive el 99% de las personas sin ningún acceso al agua”, dijo Heller en su informe final.

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) presentó el informe “el uso de agrotóxicos en El Salvador y el impacto en los derechos humanos”, con el fin de reformar la ley referente a los pesticidas y herbicidas. En ese tema, los diputados discutieron la ley pero no llegaron a ningún acuerdo.

El 2017, los diputados retomaron la discusión de la Ley General Aguas, después de que la PDDH, la Universidad José Simeón Cañas (UCA) y organizaciones ambientalistas insistieron.

La empresa privada, por su lado, respaldó un anteproyecto de Ley Integral de Aguas, presentadas por el bloque de partidos de derecha, es decir ARENA, GANA, PDC y PCN. Las empresas aglutinadas en la Cámara de Comercio de El Salvador, la Cámara Salvadoreña de la Industria y la Construcción y la Asociación Salvadoreña de la Industria de Agua Envasada, cabildearon para que la comisión aprobara la ley de aguas tal y como los partidos de derecha la planteaban.

El único acuerdo de los diputados al finalizar el 2017 fue la autonomía del ente rector del agua y la creación de La Autoridad Nacional del Agua.

Nuevamente la legislatura quedó en deuda con la aprobación de la ley de agua y las reformas a la prohibición de agrotóxicos.  

Comenta