La ley de agua está estancada en la Asamblea Legislativa desde hace más de diez años. Ante eso, ciudadanos organizados salieron a marchar para exigir que los candidatos de una vez por todas se pongan de acuerdo con sus partidos políticos para priorizar la discusión de la ley de agua.


Por Ezequiel Barrera y Krissia Girón

Ciudadanos organizados salieron a marchar este sábado 26 de enero, es decir una semana antes de la elecciones presidenciales de El Salvador, para exigir que los cuatro candidatos se comprometan con sus partidos políticos a agilizar la discusión de una ley de agua en la Asamblea Legislativa.

La marcha fue, en parte, motivada porque las discusiones para aprobar una ley de agua están estancadas desde hace más de diez años. En la comisión de medio ambiente de la Asamblea, así como lo ha cubierto y publicado GatoEncerrado, la discusión está entrampada en quiénes deben integrar el ente rector del agua. La discusión, incluso, está detenida hasta que acabe la campaña presidencial. O al menos eso fue lo que dijo, a esta revista, la diputada presidenta de la comisión, Martha Evelyn Batres.

Luis González, de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), dijo en la marcha que además del compromiso de los candidatos con sus partidos políticos, también esperan el compromiso de que la ley incluya a la participación ciudadana en un ente rector y excluya a los empresarios en la toma de decisiones.

“No queremos cualquier ley de agua. No queremos una ley en la que los empresarios sean los que dominen el agua en El Salvador”, dijo González.

Comenta