El presidente Salvador Sánchez Cerén dijo en su informe de logros 2018 que “El Salvador es menos vulnerable”. Los datos de instituciones internacionales que observan la vulnerabilidad de los países y el análisis de la UNES pintan una realidad distinta a la que el mandatario describe.


Por Marvin Díaz

Los ambientalistas de UNES explican la crisis en El Salvador. Tocar en “escuchar en el navegador”.

El Salvador se encuentra en el puesto 11 de los países más vulnerables a eventos naturales y expuesto a amenazas, según el informe del Institute for Environment and Human Security (UNU-EHS) y United Nations University. Mientras tanto, el presidente Salvador Sánchez Cerén dijo en su discurso sobre logros 2018, el 26 de noviembre, que “El Salvador es ahora menos vulnerable”. 

El informe del Índice de Desempeño Ambiental (EPI) ubicó al país en el puesto 106, de 180 naciones, por su baja calificación en salud ambiental y vitalidad de ecosistema. Eso quiere decir que desmejoró en trece puestos desde 2016, cuando estuvo en la casilla 93.

El presidente, por su lado, dijo en su discurso que ahora “estamos mejor preparados ante los desastres naturales con rápida capacidad de respuesta”. 

Informe de logros 2018

El panorama, según lo que la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) planteó en su balance ambiental 2018, pinta una realidad distinta a la que el mandatario describió.

“La crisis va en aumento. Si comparamos estos datos con Suiza, estamos a años luz de alcanzarlos porque este país tiene un EPI del 1, es el país más avanzado en protección de sus ecosistemas. El Salvador en vez de ir aumentando su EPI va en retroceso”, dijo Cidia Cortez, investigadora de la UNES.

En ese balance, la UNES señala que en el país hay una “profunda crisis ambiental” en el agua,  la deforestación, aire, cambio de clima y agricultura. 

Sobre el agua, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) ha detallado que el 32% de las aguas en todo el país tienen calidad “buena”.  Es decir, son aptas para el desarrollo de la vida acuática. Mientras que el 59% es “regular” y el 9% es de “mala” calidad.

De acuerdo con la UNES, el 60% del territorio nacional está deforestado. Solo el 29.61% de nuestro territorio es boscoso. A esto se le suma el 8.30% de árboles de café, con lo que totalizan un 37.91% de masas forestal en el país, según el Inventario Nacional de Bosques (INB). 

Ante la crisis ambiental, la UNES demandó a los tres órganos del Estado que procuren el desarrollo de políticas de proyectos en defensa del medio ambiente. También exigió justicia en los tribunales ambientales para los criminales que dañan los ecosistemas.

Comenta