Del 1 de enero al 1 de mayo pasado han asesinado a 152 mujeres en El Salvador. De enero a diciembre de 2017, cada 18.7 horas, una mujer era asesinada. La lejanía y pensar que no le creerían, entre las principales causas de no denuncia


Por Gatoencerrado Multimedia

El Salvador ha sufrido desde 2012 hasta el 1 de mayo pasado, el feminicidio de 2,550 mujeres. Madres de familia, estilistas, enfermeras, estudiantes, policías, periodistas, doctoras, vendedoras, en fin, miles de hogares que tras un estrangulamiento, una desaparición o simplemente halar el gatillo unas seis u ocho veces, han quedado sin una mujer, una hermana, una tía, una amiga en casa.

Según la Estrategia de Prevención del feminicidio y violencia sexual presentada por el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) el año 2015 ha sido en el que más feminicidios se reportan en los últimos seis años, con 574 muertes violentas. ISDEMU asegura que hasta el 1 de mayo pasado, ya se contabilizaban en El Salvador 152 feminicidios.

Esta institución gubernamental sostiene que de enero a diciembre de 2017, cada 18.7 horas, una mujer era asesinada en El Salvador.

El ISDEMU expresa en su estudio que en El Salvador, 4 de cada 10 mujeres ha sufrido violencia sexual a lo largo de su vida,  y que 1 de cada 10 mujeres ha sido víctima de algún tipo de violencia sexual en los últimos 12 meses.

Asimismo, revela que la denuncia o búsqueda de apoyo ha sido sólo en el 6% de los casos.
La principal causa para no denunciar es la dificultad para acceder a los servicios públicos (48%).
15% de mujeres encuestadas pensó que no le iban a creer, el 11.5% fue amenazada y el 9% no sabía a dónde acudir.

La propuesta de ISDEMU se da luego que la Presidencia de la República ordenara a todas sus dependencias establecer políticas para prevenir la violencia contra las mujeres, y otorgara un plazo de 10 días para ello.

Lea acá la propuesta del ISDEMU

 

Entre los casos que más han estremecido a la opinión pública se encuentra el de la doctora de Santa Ana, Rosa Bonilla, ocurrido a inicios de este año; más recientemente el asesinado de la periodista Karla Turicios, estrangulada según las investigaciones fiscales, por su compañero de vida. Asimismo, el de la joven estilista y estudiante de enfermería, Katherine Cárcamo, asfixiada presuntamente a manos de su esposo en Santa Ana.

Otro de los casos de mayor indignación en El Salvador ha sido la desaparición y posible asesinato de la agente policial Carla Ayala, ocurrido el 29 de diciembre pasado en una fiesta policial que derivó en la extinción del Grupo de Reacción Policial (GRP) y ha puesto en la mira a las autoridades polciales y de seguridad quienes a más de 126 días del hecho, no han dado una respuesta contundente.

Es más, ayer, 3 de mayo, el juez del caso había establecido una segunda reconstrucción del crimen, lo que implicaba el cierre de calles importantes cercanas al estadio Cuscatlán en San Salvador. Sin embargo, en vista que esa noche estaba programado un encuentro de fútbol entre los equipos C.D Águila y L.A. Firpo, el juez decidió aplazar la diligencia.

En Revista Gatoencerrado, también compartimos el movimiento mundial de Twitter denominado #Cuéntalo, que busca que mujeres víctimas de violencia, expresen sus casos no importando la gravedad o el tiempo que haya transcurrido. Acá dejamos un Storify de esta campaña.


 

 

 

Comenta