“Funcionarios de medio ambiente están demandados ante la Sala de lo Contenciosos bajo el amparo de la nueva ley porque hemos parado la obra”


Redacción Gatoencerrado

La ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, confirmó este miércoles en rueda de prensa que la empresa que construye la segunda etapa de la residencial Acrópolis en Nahulingo, Sonsonate, no cuenta con los permisos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) para tal fin.

“El punto es que nosotros lo que hicimos fue que suspendieran las obras porque no estaba el permiso actual relacionado con lo que estaban haciendo en la zona. Nosotros dijimos que se suspendan las obras”, dijo Pohl.


Lea también: Acrópolis, otra residencial que se construye sin permisos ambientales


Manifestó además que funcionarios del MARN están demandados ante la Sala de lo Contenciosos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) bajo el amparo de la nueva ley porque han parado la obra.

“Nosotros vamos hacer una auditoría junto con el jueza ambiental para verificar si las cosas se están haciendo de acuerdo con el permiso original otorgado”, aseveró.

Señaló que la Asamblea Legislativa le imposibilitó al MARN colocar multa a la empresa constructora, por lo que recurrieron al juzgado ambiental, ya que esta es la única que tiene la potestad de utilizar la fuerza de las instituciones policiales para detener la obra.

Revista Gatoencerrado reveló el pasado 15 de marzo que la residencial se construye en la ilegalidad, pues la Alcaldía municipal de Nahulingo, liderada bajo la bandera del partido Arena, ignoró dos medidas cautelares tanto del juzgado ambiental, como la Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura), debido a que en la zona de construcción han encontrado vestigios arqueológicos que corren peligro.

Comenta