En lo que va del año 2015 ya se han registrado diez asesinatos contra la diversidad sexual, y al parecer sus casos han quedado impunes. Cosa que ha cansado a las organizaciones de LGBTI, por lo que se concentraron frente a la Fiscalía para exigir justicia y que cese la homofobia desde las instituciones del Estado. “¡Que no toquen ni una más!”, fue su clamor.


Texto y fotos por Redaccion Gato Encerrado

En el marco de la manifestación #NiUnaMás en Latinoamérica contra la violencia machista y por el derecho a vivir, organizaciones de la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gay, Bisexual, Trans, Intersexual) se concentraron frente a la Fiscalía para pedir un cese a la impunidad de los crímenes de odio, que durante el año ya suman diez. Siete de esos asesinatos han sido en contra de mujeres tránsgenero. La última víctima fue Francela Méndez, activista de la Asociación “Colectivo Alejandría”, asesinada en Sonsonate el 31 de mayo.

Un crimen de odio es denominado por atacar y asesinar a una persona por su color, edad, religión o identidad y orientación sexual a partir de prejuicios personales y culturales construidos dentro de una sociedad.

Pronunciamiento del Procurador para los Derechos Humanos, David Morales, sobre caso Francela Méndez / Audio PDDHH

La Asociación Solidaria para Impulsar el Desarrollo Humano (ASPIDH), denuncia que no se ha dado respuesta a los crímenes y que no existe investigación, ya que los discriminan por pertenecer a la comunidad LGBTI. Así también, explican que es falsa la vinculación generalizada de este sector con el crimen organizado por la misma discriminación.

Declaraciones de Karla Guevara, de la “Colectiva Alejandría”/ Audio PDDHH

La vocera de ASPIDH, Maybellin Rivas, dijo que “desgraciadamente archivan los casos cuando saben ellos que somos de la diversidad sexual. El salvador es bien cerrado de mente, quizá por la sociedad machista que hay, y la Transfobía por estas instituciones. Nos ven como personas raras o personas que no valemos”.

Según ella, el papel de la Secretaria de Inclusión Social se queda corto y  “no da la cara” por la poca importancia hacia la comunidad y “cuando ellos salen fuera de El Salvador hablan bien de nuestra población pero mientras tanto, en El Salvador nos están matando”, expresó.

Declaraciones de Karla Avelar, de CONCAVIS Trans / Audio PDDHH

cc

Comenta