Edificio de rectoría UES. Foto/Referencia

La única universidad estatal de El Salvador está por elegir a la nueva persona que tomará las riendas de la rectoría de su Alma Mater. La elección se ha detenido por uno de tres recursos de nulidad interpuestos por el sector profesional no docente de la facultad del departamento de Santa Ana al occidente salvadoreño. El recurso señala fraude en las elecciones en dicha facultad, pues expresa que votaron personas de universidades privadas, y que solo se permitió el voto de dos asociaciones internas, cuando realmente estaban aptas para votar seis. 


 

Por Clanci Rosa

El año 2015 es clave para la Universidad de El Salvador (UES), pues se eligen nuevas autoridades centrales y por facultad. Este año ha llegado a la Asamblea General Universitaria (AGU) una única candidata al puesto de rectoría, Ana Maria Glower, candidata del Movimiento de Integración de la Universidad de El Salvador (Miues), pero esto puede cambiar de aceptarse un recurso de nulidad de tres que se han presentado, por supuesto fraude en las elecciones del sector profesional no docente en la multidisciplinaria de Santa Ana al occidente salvadoreño.

Glowerha llegado a la AGU por el sector estudiantil y docente. Pero existe la posibilidad de un segundo candidato en juego, el exdecano de la Facultad de Economía, Roger Arias, quien compitió baja la bandera del Movimiento la Universidad somos Todos.

Arias tiene posibilidad de entrar en contienda porque ante el pleno de la máxima autoridad del Alma Mater, se presentó un recurso de nulidad de las elecciones del sector profesional no docente en la facultad de Santa Ana, donde ganó Miues. Y es precisamente una elección de este sector la que Arias necesita para llegar a la AGU.

Según el estudiante y dirigente de movimiento estudiantil “Monseñor Romero”, Erickson Hernández, el recurso de nulidad tomó como parámetro la inscripción en los padrones de más de seis asociaciones pero que llegado el día de las elecciones solo aparecieron  inscritas dos, que fueron las únicas que votaron.

Además dijo que habían votado miembros de universidades privadas y que tienen pruebas testimoniales de ellos porque incluso aparecen en los padrones con firma de que ejercieron el sufragio.

“Nosotros le atribuimos esto a la no transparencia, a la búsqueda del poder, al movimiento estudiantil nuevo que aparece solo en elecciones, que fue regido por puntos que han coaccionado al estudiante” enfatizó Hernández.

Sin embargo, al cuestionarle a Glower sobre el supuesto fraude, ella contesta “¿fraude de qué? Si aquí la comunidad universitaria habló, en las elecciones de todos los sectores he ganado  limpiamente, ocho del sector estudiantil, siete del sector docentes, seis del profesional no docente”.

Asimismo, Glower manifestó que espera que la AGU acate el dictamen del Fiscal y que se declare nulo el recurso interpuesto. Pero en la Universidad de El Salvador quien tiene la última palabra es la AGU. Aunque fiscalía diga que el recurso no procede, si  la AGU vota a favor, se tendrían nuevas elecciones del sector profesional no docente en Santa Ana.

Y como en la actualidad Glower tiene seis facultades incluida Santa Ana del sector profesional no docente, de aceptarse el recurso, se abre una posibilidad para Roger de ganarle una y empatarla con cinco facultades, o por el contrario Glower ganar de nuevo y quedar siempre como candidata única.

Pero  de repetirse estas elecciones y si Roger ganara habría un empate, entonces la AGU mandaría aun desempate por mandato de la ley.

De ser así,  el desempate se realizaría en la Facultad  donde no hay ganador de rectoría, según el reglamento electoral, Art. 49 inciso e “En caso de empate de los candidatos a cargo de Rector, Vicerrectores y Defensor de los derechos universitarios, en cualesquiera de los sectores; serán sometidos solamente dichos candidatos, nuevamente a votación, en aquellas Facultades donde no hayan obtenido votos de calidad”. En este caso San Vicente, donde hubo un empate y por lo tanto no hay voto de calidad.  De realizarse estas elecciones nuevamente y si las llegara a  ganar Roger, se tendría otro candidato a rectoría.

Actualmente la UES cuenta con poco más de 53 mil estudiantes en sus distintas facultades.

Es por ello que el recurso interpuesto en AGU se vuelve tan importante para ambos candidatos. Por elos estudiantes y candidatos quedan a la espera de la sesión que definirá lo antes planteado, y dará la pauta para lo que siga en el Alma Mater la Universidad de El Salvador.

 

 

 

 

 

Comenta