A partir de hoy las instalaciones de la DAN serán la residencia temporal del exmandatario, aquel hombre que fue investido por una banda con los colores azul y blanco en los años de su presidencia, ahora la única embestidura que verá sobre su ropaje será las franjas de sombra de los barrotes de su bartolina.


Por Marvin Díaz

El expresidente de la República, Elías Antonio Saca, tomará posesión este sábado 5 de noviembre como nuevo huésped de las bartolinas de la  División Anti Narcóticos (DAN) de la Policía Nacional Civil (PNC) luego de que la la jueza 4° de Paz de San Salvador, Nelly Pozas, decretara instrucción con detención provisional el exmandatrio, Elmer Charlaix, Cesar Funes, Julio Rank y tres empleados de Casa Presidencial. Los detenidos guardarán prisión mientras se siguen las investigaciones en el caso Saca.

A los imputados también se les han embargado preventivamente los inmuebles para resarcir el daño del presunto desvío de fondos de $246 millones de cuentas públicas a cuentas particulares,por los cuales la Fiscalía está acusando a los implicados.

La aplicadora de la ley mencionó que la Fiscalía General de la Republica (FGR) presentó pruebas suficientes que determinaron la implicación de los acusados en el delito de lavado de dinero. El Ministerio Público ha solicitado a la jueza un lapso de 6 meses para recolectar más prueba para este caso.

Nelly Edith Pozas, jueza del caso, dijo “no siempre se toma en cuenta la salud y la edad para no decretarle la detención provisional. La gravedad de los delitos y por la condición económica de los imputados estos pueden escaparse para no afrontar el procesos judicial”.

Las instalaciones de la  División Anti Narcóticos (DAN) de la PNC, será la mansión momentánea del expresidente de la República de El Salvador, Elías Antonio Saca. Detrás de aquellos fríos barrotes guardara prisión aquel hombre que gobernó toda una nación entre los años 2004 y 2009.

Las puertas de aquellas penumbrosas celdas se cerrarán a partí de hoy, Tony Saca, junto a seis de sus exfuncionarios enfrentarán los delitos de lavado de dinero, peculado y agrupaciones ilícitas.

Con dos días de audiencia inicial, la jueza  escuchó las argumentaciones por parte de la  FGR y la de los defensores.

las pruebas que presentó la FGR son: al inicios del mandato presidencial de Saca, Elmer Charlaix, exsecretario privado, abrió una cuenta que recibió en 10 meses la cantidad de $17.8 millones; del total del monto, 6 millones fueron a parar a los bolsillos de Charlaix y el resto fue distribuido a los demás destinatarios.

Otros actores que participaron fueron “Pablo Gómez y Francisco Rodríguez quienes trabajaban en Casa Presidencial en el periodo de Saca, quienes habrían recibido alrededor de $7 millones; también Julio Rank, exsecretario de comunicaciones, recibió dos cheques, uno por $ 68,000 Y $44,000 que eran montos del Estado salvadoreño”, dijo el representante del FGR.

Mientras tanto el exsecretario de la Juventud y expresidente de ANDA, César Funes, se le extendieron $45,000 en cheques, según la FGR.

El ministerio público ha dicho “que empresas del exmandatario han sido utilizadas para recibir fondos del Estado, una de ella es Receptor S.A de C.V., que absorbió $1 millón 440 mil; América Publicidad habría recibido $500 mil y 115 mil”

A Grupo Samix se le depositaron $500, 15 mil; también a Promotora de Comunicaciones se les brindó $398 mil.  Radiodifusora Usuluteca S.A de C.V recibió $36 mil; Stereo 94.1 FM SV. de CV: $28 mil, todas empresa del exmandatario

Según la FGR, Ana Ligia Sol de Saca, también recibió un cheque proveniente de Casa Presidencia con el monto de $13,366,00 para pagar una tarjeta de crédito.

el requerimiento presentado por el Ministerio Público, menciona que de septiembre de 2009 a enero de 2010, fechas en las que Saca ya no era presidente, es decir, en la administración de expresidente Mauricio Funes, se inyectaron la suma de $983,100 a Promotora de Comunicaciones S.A. de C.V. empresa de Antonio Saca.

De acuerdo con la Fiscalía, se le consultó a Casa Presidencial si dicha empresa habría otorgado servicios a la Presidencia para recibir el pago, pero según el fiscal del caso, CAPRES negó haber recibido servicios.

La defensa presentó además arraigos que garantizarían que los imputados no evadirían la justicia, entre los que se encontraban hipotecas, pasaportes, declaraciones juradas de familiares enfermos, entre otras. No obstante, la jueza consideró que no eran garantía suficiente pues por la capacidad económica de los señalados y la cantidad de años (más de 30) de las condenas por los delitos, eran motivos para huir de la justicia. Todas estas acusaciones llevaron a Nelly Edith Pozas, jueza del caso, a decretar arresto para los siete acusados.

Por su parte la defensa de Antonio Saca, Elmer Charlaix y Cesar Funes, se mostraron insatisfecho por la resolución ya que la consideraron ambigua. Mario Machado, abogado defensor, critico fuertemente que la jueza diera su resolución apresurada. “La lectura inició 8:57 a.m y la resolución la brindó a la 9:04 a,”, dijo Machado.

También cuestionaron la actitud de Pozas durante los dos días de audiencia inicial, cuando indicó a los defensores “a no mentir en las exposiciones”. Otro de los cuestionamientos fue que la jueza dio un “atarrayazo en la resolución” al referirse a la resolución por medio de los delitos en general y no por acusado en específico.

Tras la resolución, los defensores solicitaron a la jueza que se permitiera el ingresos de un médico personal para chequear la salud de exmandatario; también que se ingresaran colchones gruesos a la celda de los imputados y el permiso para que los detenidos puedan ejercitarse durante 30 minutos (mañana y tarde).

A partir de hoy las instalaciones de la DAN es la residencia temporal del exmandatario, aquel hombre que fue investido por una banda con los colores azul y blanco en los años de su presidencia, ahora la única embestidura que verá sobre su ropaje será las franjas de sombra de los barrotes de su bartolina.

Comenta