Las organizaciones piden $50 mil de indemnización para Imelda y la condena de su agresor Pablo Henríquez. También señalan que la Fiscalía ha retrasado la aplicación de la ley.


Redacción GatoEncerrado

Las organizaciones defensoras de derechos humanos señalaron, en una conferencia de prensa, que la Fiscalía General de la República (FGR) ha cometido una serie de negligencias en el caso que lleva en contra de Pablo Dolores Henríquez Ayala, de 71 años, por haber violado de forma continuada a Imelda Cortez, quien estuvo en prisión acusada injustamente de haber intentado asesinar a su hija.

Las organizaciones dijeron que esperan que Henríquez sea condenado por violencia sexual agravada continuada, que cometió en contra de su hijastra, durante siete años. También pidieron que de ser condenado, la justicia le exija una indemnización de $50 mila favor de Imelda.

Una de las negligencias, según las organizaciones, es que la Fiscalía retrasó la investigación, mientras que la misma Fiscalía promovió de inmediato un proceso judicial, sin pruebas. Las organizaciones detallaron que en tres ocasiones distintas, Imelda presentó una denuncia en contra de su padrastro, pero la Fiscalía la ignoró. La detención de Henríquez ocurrió hasta un año después de las denuncias, después de que las organizaciones difundieron la negligencia a través de actividades públicas, redes sociales y medios de comunicación.

Otra de las negligencias es que la fiscal que estaba a cargo del proceso se negó a practicar la prueba de ADN. La prueba se hizo hasta que la defensa de Imelda insistió. En esa prueba se determinó científicamente que Imelda sufrió violencia sexual y que el padre de la niña que tuvo Imelda es Henríquez.

La audiencia preliminar en el caso de Henríquez está programada para este miércoles 16 de enero de 2019, en el Juzgado de Primera Instancia de Jiquilisco. Las organizaciones dijeron que esperan que el caso pase a juicio y que luego haya una condena.

Comenta