GatoEncerrado revisó las plataformas de promesas electorales que los tres principales partidos políticos presentaron para su campaña 2015. Esta es una muestra de lo que encontramos en el tema de seguridad. Al FMLN lo colocamos bajo la categoría de engañoso, a GANA en populista y a ARENA en falso. Los diputados hicieron nuevas promesas para el periodo de 2018-2021, sin cumplir las anteriores.


Por GatoEncerrado/ Xochitl Acevedo/Marvin Díaz

Los tres principales partidos políticos que dominaron la Asamblea Legislativa entre 2015 y 2018 hicieron tres propuestas que quedaron en el olvido. ARENA, FMLN y GANA olvidaron cumplir, durante esos tres años, una reforma a la Ley de Servicios Privados de Seguridad, la discusión de la pena de muerte y el Instituto de Ciencias Forenses –este implicaba la creación de un laboratorio técnico científico y una policía forense–.

Tres años después, GatoEncerrado pilló a los diputados planteando nuevas promesas a la población, de cara a las elecciones del pasado 4 de marzo, sin haber cumplido las del periodo anterior. ¿Qué ocurrió con aquellas propuestas? Estas fueron las excusas que nos dieron, cuando los fuimos a buscar para que nos explicaran por qué no cumplieron lo que prometieron.

A propósito de las verificaciones a los diputados y partidos políticos, GatoEncerrado elaboró un breve infográfico para explicar lo básico de la Asamblea Legislativa, cómo funciona, qué hacen los diputados y cómo son los procesos para crear o reformar una ley.



El FMLN y el negocio de la seguridad privada

El partido en el gobierno, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), planteó en sus promesas electorales legislativas una reforma a la Ley de Servicios Privados de Seguridad, para establecer un mayor control sobre las empresas que se dedican a esa tarea.

Pasaron los tres años de legislatura y no se hizo. El exdiputado Misael Mejía, quien fue parte de la comisión de seguridad en la Asamblea Legislativa, alegó que no tuvieron el apoyo del resto de partidos  y señaló que los servicios privados de seguridad son un negocio rentable, vinculado al principal partido de oposición Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Lo que no dijo, y que por esa razón en #OjoDeGato lo colocamos bajo la categoría de engañoso,  fue que si bien es cierto que dirigentes del partido ARENA han sido dueños de empresas de seguridad, también es cierto que están aquellos vinculados al partido FMLN.

Por ejemplo, el empresario Miguel Antonio Menéndez Avelar, mejor conocido como Mecafé. Recibió $21.5 millones, a través de su empresa de seguridad COSASE, en contratos con instituciones públicas, mientras gobernaba su amigo Mauricio Funes. De hecho, según investigaciones periodísticas, Mecafé ganó el 47% de las licitaciones de seguridad pública.

Y no solo Mecafé. Una investigación de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas del International Center for Journalists (ICFJ), en alianza con CONNECTAS, identificó a otra empresa enlazada con políticos del FMLN. Esa empresa se llama Alternativa Privada de Protección para el Desarrollo (ALPRODESA) y vigila todos los negocios de ALBA Petróleos, administrada por los máximos dirigentes del  FMLN.

La correlación de 43 votos no fue obstáculo para la legislatura anterior. Con apoyo del partido GANA y algunos del PCN lograron reformas, aprobaron leyes, incluso impuestos, pero no sumaron esfuerzos para controlar a las empresas de seguridad privada.


Gana y la promesa eterna de la pena de muerte

Parte de la oferta en seguridad del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), para el periodo 2015-2018, era crear una “mesa nacional” para que analizara la pena de muerte como régimen en El Salvador. Eso nunca sucedió.

La propuesta siempre ha sido abanderada por el diputado y dirigente de GANA, Guillermo Gallegos. El legislador ha vendido la idea como una medida para disuadir el problema de las pandillas.

El diputado, Numan Salgado, justificó que no cumplieron esa promesa porque no tenían el respaldo del resto de partidos. Pero, en realidad la propuesta de Gallegos ingresó al pleno legislativo 42 días antes de finalizar su periodo de tres años y 16 días después de las elecciones de diputados y alcaldes celebradas en el 4 de marzo de este año.

La promesa ingresó al pleno coincidentemente con la campaña electoral de 2018. Gallegos la utilizó, una vez más, para ganar adeptos. Es por esa la razón que hemos colocado esa propuesta bajo la categoría de Populismo. Para 2018, la reforma tampoco pasó por un análisis de una “mesa nacional” y Gallegos nunca quiso revelar el nombre de los diputados de otros partidos que dieron sus firmas a la iniciativa, ya que el tema tiene el rechazo de la mayoría de diputados, incluso dentro del mismo partido GANA.

Las reformas constitucionales no se aprueban de la noche a la mañana y necesitan de, al menos, 56 votos: una legislatura aprueba un acuerdo de reforma constitucional, pero tiene que ser ratificada por la siguiente legislatura. Es decir que es imposible que Gallegos logre que en El Salvador se instale la pena de muerte en un periodo legislativo. Eso si tuviera el apoyo de sus compañeros de partido y de otros diputados más.


ARENA promete un instituto forense, pero se opone a préstamos para crear uno

El partido ARENA propuso en la campaña electoral que, durante la legislatura 2015-2018, presentaría una reforma para crear un Instituto de Ciencias Forenses, un laboratorio técnico científico y una policía forense.  Pero tres años después no hubo ninguna iniciativa tangible para lograr esa promesa.

De hecho, ARENA se opuso en esa legislatura a ratificar un préstamo de $100 millones que el gobierno pedía para la Policía Nacional Civil (PNC). Ese préstamo incluía la creación de un laboratorio técnico para fortalecer la investigación científica.

Dos meses después de finalizar la legislatura y de haber iniciado el periodo 2018-2021, el diputado Mauricio Ernesto Vargas dijo ahora sí están preparando el paquete de reformas.

A pesar de eso, el director de la corporación policial Howard Cotto dijo el 5 de junio de 2018, que la construcción de la Policía Científica avanza, gracias al apoyo económico de la Fundación Howard Buffet. 

Comenta