La organización señaló la falta de justicia ambiental de parte de la CSJ. También criticó la lentitud de discusión y aprobación de leyes ambientales en la Asamblea Legislativa.


Por Marvin Díaz

La Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES) denunció públicamente que los órganos legislativo, ejecutivo y judicial, no tienen una agenda de sustentabilidad ambiental.  Como consecuencia, el Estado salvadoreño no está logrando reducir los impactos del cambio climático. Los ambientalista, además, pidieron que se agilicen los procesos y discusiones para aprobar leyes en temas de agua, agricultura y energía.

“Freno a la deforestación, incremento al 50% de energía alternativa, discusión y aprobación de la Ley de Cambio Climático, la no privatización del agua, prohibición de agrotóxicos e implementación de agroecología y reducción del cultivo de caña de azúcar”, dijo Carolina Amaya, de UNES, para enumerar algunas de las acciones que el Estado salvadoreño debe impulsar a través de sus tres órganos.

Entre las deudas pendientes que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Asamblea Legislativa tienen, según los ambientalistas, están el retraso de la instalación de nuevos juzgados ambientales a nivel nacional y la lentitud de discusión de Ley de Cambio Climático, la cual fue presentada en el 2016.

“El Estado debe poner en agenda la sustentabilidad. La CSJ tiene que cumplir la ley para todos aquellos criminales ambientales como en el caso de la contaminación del ingenio azucarero La Magdalena y el caso baterías Record”, mencionó Amaya.

En cuanto a la falta de discusión de la ley de Cambio Climático, Luis González de UNES dijo que “la propuesta lleva tres elementos: Mitigación, realización y cambios en matriz energética, agricultura y reducción de emisiones de gases; adaptación al cambio climático, con el fin de adoptar medidas en temas de aguas, agricultura, educación, salud e infraestructura”.

CUMBRE

Las denuncias de UNES al Estado salvadoreño fueron hechas en el marco de la celebración de la Cumbre de las Naciones Unidas (COP24), que iniciaron el pasado domingo 2 de diciembre. En la reunión, según el planteamiento de los organizadores, se pretende alcanzar acuerdo para la reducción al 1.5 ֯C de emisiones de gases de efectos invernadero que producen los países desarrollados.

Comenta